10 Cosas que me hubiese querido saber antes de mudarme.

10 cosas que me hubiese querido saber antes de mudarme

 

Me he mudado varias veces en los últimos años, y he cometido errores que me han costado dinero, estrés y trabajo extra. Así que, quisiera compartir lo que he aprendido, y darte ideas que espero te resulten útiles a la hora de mudarte, para que no sólo te resulte menos costoso, sino mucho más sencillo, cómodo y satisfactorio.

1) Comienza cuanto antes. Una vez que la mudanza está garantizada, no pierdas tiempo. Así evitarás abrumarte y hacer un trabajo apresurado a último momento.
Puedes comenzar por empacar todo aquello que no es de uso corriente, como las decoraciones de Navidad, o libros que no vas a consultar en la proximidad.

2) Sé metódico. Etiqueta correctamente y haz listas de prioridades. Vale la pena el esfuerzo inicial para alivianar el trabajo hacia el final, cuando estarás más cansado/a. Establece objetivos aproximados sobre cuándo tiempo te llevará cada paso. Ve desde arriba hacia abajo (si vives en una casa de dos o más pisos), y ve despejando y limpiando a medida que avanzas.

Empaca la cocina a medias, dejando a mano suficientes utensilios para las necesidades diarias. Organiza los menús a medida que se acerque el día de la mudanza, así podrás empacar más elementos de cocina que sabes que ya no necesitarás.También puede que necesites una nevera portátil por si tienes alimentos y bebidas que transladar.

También puede que necesites una nevera portátil por si tienes alimentos y bebidas que transladar.

Empaca habitación por habitación, y deja las cajas en su habitación con una etiqueta en cada cara, con letra clara y grande, indicando dónde irá en la nueva casa, y qué contienen. Deja toda la ropa en sus perchas y simplemente pliéguelas en una maleta (o mejor aún, en cajas de mudanza especiales, de ésas que tienen rieles para perchas), luego puedes volver a colocarlas en tus nuevos armarios.

Pega con cinta los tornillos y todo tipo de ajustes a sus respectivos muebles que vas desmontando. Si es necesario, descarga de internet los manuales necesarios para volver a armar aquellos muebles cuyo montaje sea más complejo.

3) Sé despiadado/a. Aprovecha la oportunidad para deshacerte de todo aquello que ya no necesitas. Puedes vender, regalar, donar y/o reciclar lo que no hayas utilizado en los últimos dos años. Pero no tires la ropa vieja aún: te puede servir para envolver objetos frágiles y para utilizar como ropa de trabajo o paños para limpiar en tu nueva casa.

4) Invertir en cajas de embalaje de buena calidad: Es preferible gastar un poco más de dinero en cajas y materiales apropiados y resistentes, que protegerán los contenidos durante el trajín de la mudanza, especialmente si vas trasladarlas a otro país. Incluso la calidad de la cinta de embalar es importante: evitando así que se abran constantemente sus tapas o incluso que éstas se desfonden.

5) No empaques todo: Deja a mano una caja con todo lo esencial que necesitarás hasta último momento en la casa que dejas, y en los primeros días que pasaras en tu nuevo hogar: rollos de cocina, botellas, hervidor, tazas, café, unos platos, medicamentos, jabón, materiales para desempacar, herramientas para asegurar muebles a la pared, etc.

Tampoco es necesario que empaques las cosas que están dentro de cajoneras y pequeños armarios, a menos que se trate de objetos frágiles. Los cajones se pueden trasladar con su contenido dentro. O, mejor aun, si éstos no son muy pesados, los empleados de la compañía de mudanzas pueden trasladar el mueble completo con el contenido de los cajones dentro (amarrado o con cinta para que los cajones no se abran).

6) Haz tu cama primero. Hazla ni bien llegues a tu nueva casa. Lleva un bolso de mano con todo lo necesario (sábanas, mantas, almohadas, pijamas, etc.), te alegrarás cuando llegue la noche y las camas estén listas, especialmente si tienes niños.

7) Comida. Si no tienes tiempo para preparar bocadillos, recuerda identificar de antemano el supermercado y/o restaurante más cercano a tu nueva residencia para cuando llegue la hora de la comida.

8) Cuida tus posesiones más importantes. Dinero, joyas, documentos, y todo contenido irremplazable, debe ser trasladado en un bolso o equipaje de mano que nunca has de perder de vista. Puedes escanear y guarda en una nube todos los documentos que puedan ser almacenados digitalmente, en caso de pérdida.

9) Considera alquilar una unidad de almacenamiento donde dejar parte de tus pertenencias durante unos días, semanas o meses. Especialmente si trasladas gran cantidad de muebles y cajas. A mí me ayudó enormemente, ya que había acumulado tanto, que hacer toda la mudanza en un día me habría abrumado extremadamente.

10) Elegir una buena compañía de mudanza.
Aunque creas que puedes hacer todo el trabajo por tu cuenta, una compañía en la que poder confiar, asequible, cuyos empleados sean eficientes y veloces, cuidadosos y respetuosos, hará la experiencia mucho menos estresante, agobiante (necesitarás aun más energías en los días posteriores), y mucho más grata.

Puedes dejar los espejos y cuadros colgados en las paredes, y ellos los envolverán y colocarán en su camioneta cuidadosamente a último momento. Incluso puedes aprovechar su experiencia y profesionalismo en otros servicios como embalaje, especialmente de objetos frágiles, como cristales, electrónicos, etc.
European Moving puede ser tu próximo gran aliado.

Quisiera añadir un punto extra, si tienes niños, aunque sean pequeños, es importante que, en cuanto la mudanza esté confirmada, los prepares (explicando de un modo acorde a su edad) para el cambio. Así evitarás que la transición les provoque demasiada ansiedad o los tome por sorpresa, y a la vez, sentirán que son partícipes de las preparaciones (y, por qué no, de la decoración de su futura habitación) y anticiparán con entusiasmo la nueva etapa.

Finalmente, como sea que lo abordes, será un proceso largo que requerirá toda tu concentración y energía, así que… ¡tómalo con calma y optimismo! Recuerda que se está abriendo un nuevo capítulo en tu vida, es un momento para la renovación y el cambio.Te deseo la mejor de las suertes en tu próxima mudanza.

2019-11-01T07:43:01+00:00 Moving To: Sin categorizar|